Millones de personas en todo el mundo cayeron en estafas con criptomonedas en 2019

Foto: Pixabay

Los estafadores digitales triplicaron sus ganancias en estafas en 2019 en comparación al año anterior, llegando a los US$4.300 millones en todo el mundo.

Este dato se desprende de un estudio hecho por la firma de análisis de blockchain Chainalysis, todo lo cual ha incluido en un extenso informe titulado “El estado 2020 de la delincuencia criptográfica“, titulado en días recientes. 

Los estafadores explotan el hecho de que muchas personas aún no están familiarizadas con las criptomonedas, aparte de su supuesto potencial de “hacerse rico rápidamente”, según Chainalysis.

Los diversos tipos de estafas incluyen ventas falsas de tokens (o monedas digitales), estafas de chantaje y servicios falsos que prometen “mezclar” las monedas de un usuario con las de otros para hacer que las transacciones sean más difíciles de rastrear, para luego huir con el dinero.

Esquemas Ponzi y el caso PlusToken

Pero según el nuevo informe, los esquemas de Ponzi reflotaron, como lo hacen cada cierto tiempo, y ahora se digitalizaron más que nunca. Estas estafas, que incitan a las personas a invertir en una empresa falsa y luego distribuyen ganancias a los inversores anteriores utilizando el dinero que los inversores más recientes han contribuido con el aumento del dinero robado por los estafadores, representaron el 92% de los fondos robados. Millones de personas fueron defraudadas en países de prácticamente todos los continentes.

Chainalysis informa que un solo esquema Ponzi, con sede en China, por sí solo generó al menos US$2 mil millones el año pasado, lo que lo convertiría en uno de los más grandes de la historia. PlusToken era un supuesto servicio de billetera de criptomonedas que prometía a los usuarios altos rendimientos si usaban Bitcoin o Ethereum para comprar el token de la compañía falsa, llamado Plus. Una elaborada campaña de marketing convenció a más de tres millones de personas, la mayoría de las cuales estaban en China, Corea y Japón, para que invirtieran contactándolos a través de la popular plataforma de mensajería WeChat, celebrando reuniones en persona y publicando anuncios en supermercados.

En junio, las autoridades chinas arrestaron a seis personas que supuestamente habían estado detrás de la estafa, pero parece que al menos una aún no ha sido atrapada, ya que alguien ha seguido lavando los fondos e incluso cobrando algunos de ellos.

Los malechores de PlusToken hicieron más de 24.000 transferencias y usaron 71.000 direcciones de Bitcoin para confundir a quienes los perseguían y así dejar el mínimo rastro posible.

 

 

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*